JUAN DE LA COSA. EL PRIMER MONTAÑES QUE CONTEMPLÓ CUBA.

juandelacosa copia
El mapa o carta de Juan de la Cosa es la representación inequívoca del continente americano más antigua conservada. En él aparecen las tierras descubiertas hasta finales del siglo XV por las expediciones castellanas, portuguesas e inglesas a América.

Como siempre en estas cuestiones, la contradicción hace gala con su presencia.

La mayoría de los biógrafos e historiadores afirman que Juan de la Cosa nació en Santoña hacia la segunda mitad del decimoquinto siglo de nuestra era y que al final de esa centuria era propietario de la nao “La gallega”, que luego se convertiría en “Marigalante” y más tarde en la “Santa María” que acompañó a Colón en su temerario viaje, nombre que adoptó según se dice, por Santa María del Puerto, Virgen y patrona de Santoña, lugar donde se sitúa la procedencia de Juan.

Este personaje se convertiría en el cartógrafo náutico más importante de su época, sin descontar además los diversos viajes de expedición que realizó a las desconocidas tierras de América, que le dieron fama como marino arrojado y célebre. Vayamos por partes. Hay razones de peso para asegurar que este navegante, ya renombrado entonces fue hijo de la provincia de Santander, convence de ello que su apellido tuvo arraigo en la villa de Santoña y se refiere en documentos que datan de los siglos XIV y XV – época en que hubo horrible hechos de sangre en aquel lugar, debido a guerras entre familias – y también por haber existido en la mencionada villa un llamado barrio “de la Cosa”, noticias que vienen del año 1677, y que se supone haya adoptado el bautizo en honor del eminente marino.

Otro documento expedido por la Reina Católica a instancia de Juan de la Cosa, sitúa que para agosto de 1496 vivía por aquellos lugares, aunque se dice dicho almirante como se quejaba de Juan de la Cosa, diciendo, que porque lo había traído consigo a estas partes por la primera vez, La cédula antes dicha cita: “se le dió permiso para una especulación mercantil por resarcimiento de la nao suya, en que iba de maestre y se perdió en el primer viaje”. Este naufragio de la Santa María, fue incesantemente esgrimido por sus enemigos para dirigir contra él infundadas acusaciones. En esta incursión a las Américas se afirma que también estaban los santoñeses Pedro de Villa y Rui García.

Regresó del primer viaje con Colón en enero de 1493, arribando a Europa en los primeros días de marzo. Volvió con la segunda expedición compuesta de tres naos de gavia y 14 carabelas, tripuladas por unos 1.500 hombres, que se hizo a la vela en la bahía de Cádiz el 25 de septiembre; venía nuestro interesado en la carabela “Niña”, entonces con el nombre de “Santa Clara”, con el título de “muestre de hacer cartas”. Se agudizan las contradicciones entre Colón y de la Cosa, el primero hizo firmar al segundo un documento, afirmando que Cuba era un continente pues su extensión costera lo evidenciaba. El marino santoñés siempre afirmó que aquella tierra era una isla. Regresaron a España el 11 de julio de 1496 y ya sus diferencias eran insalvables. Se dice también que en ese viaje navegaron otros montañeses, y se citan a P. de Salcedo y Rodrigo de Santander.

El padre Las Casas describe los últimos instantes del marino de la siguiente manera: “Juan de la Cosa”, dice “metióse en una choza que halló sin hierba, descobijada, o él, según pudo con algunos de los suyos la descobijaron porque no los quemasen, arrimado a la madera y peleando hasta que ante sus ojos vio a todos sus compañeros caídos muertos, y él que sentía en si obrar la hierba de muchas saetadas que tenía por su cuerpo, dejóse caer desmayado: vio cerca de sí uno de los suyos, que varonilmente peleaba, y que no le habían derrocado, y díjole pues que Dios hasta ahora os ha guardado, hermano, esforzaos y salvaos, y decid ú Hojeda cómo me dejais al cabo. Estos datos, aceptados por todos los historiadores, invalidan la afirmación de que fuera comido por los aborígenes. El investigador Navarrete, citado en el libro de Leguina, Afirma: “Hallaron el cuerpo de Juan de la Cosa, atado a un árbol, hecho un erizo de saetas, hinchado y horrorosamente disforme por efecto de la hierba ponzoñosa”.

Por real cédula expedida el 2 de abril de 1511, se ordenó la entrega a la viuda de 4.500 maravedís, para ayudar al casamiento de su hija mayor. A su regreso del segundo viaje que hizo con Colón, confeccionó su famosa carta geográfica o mapamundi, el cual todos están de acuerdo que fue el primero que representa el continente americano. Compiló para su obra todas las cartas de navegación existentes hasta 1500, constituyendo este plano una joya inestimable en el conocimiento del mundo certificado en los albores del siglo XV. El valiosísimo documento se encuentra conservado en el museo naval de Madrid y en él se inscribe lo siguiente:

“Juan de la Cosa lo fizo en el Puerto de Santa María en anno de 1500”.

Bibliografía:

Bruno Javier Machado González: “Cuévano de olvidos: presencia de Cantabria en Cuba (1492-1999)”. Centro de Estudios Montañeses, 1999.

Magnífico vídeo biográfico del marinero y cartógrafo Juan de la Cosa:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s